lunes, 9 de julio de 2018

EL BESO

No queda tan lejano el tiempo en que al ser presentadas, o al saludarse dos personas, se estrechaban la mano, todo lo más. Incluso, en exquisita etiqueta,  se consideraba que el varón no debía ser el primero en extender la mano. Y en tales capas sociales no era infrecuente que ella extendiera la mano para ser besada por él: hoy ya una ridícula rareza.
Besarse en la mejilla era algo  que las mujeres siempre han hecho entre sí. 
Hoy el beso entre hombres y mujeres se ha generalizado.  
Los hombres no se besan, siguen optando por estrecharse la mano,
una manera paritaria de expresarse amistad, afecto, simpatía, o también frialdad. También es frecuente entre los hombres el abrazo, que puede ir acompañado de unas palmaditas en la espalda. Son saludos rotundos y bastante uniformes. 
El beso en cambio no parece un saludo tan redondo. Se presta a quedar en conato, en beso unilateral. en beso caluroso de una parte y en frialdad o ausencia de la otra, o en cortés contacto de mejillas. 


martes, 26 de junio de 2018

ANGELA MERKEL

Viendo hoy a Angela Merkel en la tele, se me ha venido a la mente Cristina Cifuentes. ¿Por qué? Por lo dispares en el vestir. Dos polos opuestos.
Doña Cristina, en sus buenos tiempos de presidenta de la Comunidad de Madrid, se presentaba cada día con por lo menos un modelito diferente (¿Cuánto gastaría en vestir? ¿Dónde guardaría tanta prenda?)
Angela Merkel, en cambio, aparece siempre siempre con el mismo atuendo: una discreta chaqueta ajustada, con tres o cuatro botones y bolsillos laterales o no. ¿Es por esta sencillez la cancillera menos elegante que la ex presidenta madrileña? Yo pienso que no, que es más elegante, precisamente por su sencillez.

lunes, 25 de junio de 2018

"FALSOS CATALANES"

En la inauguración de los Juegos Mediterráneos, a Torra lo han abucheado, y eso no es de recibo, más bien es perverso. ¡Torra, un apóstol de la supremacía catalana y del independentismo!. Qué mal lo habrá pasado el pobre. El incidente prueba, claro, que hay malos catalanes, falsos catalanes  que todavía se sienten españoles y se empeñan en hablar español.

jueves, 21 de junio de 2018

LAS OTRAS MUJERES

Paseante asiduo por la ciudad, he empezado a sospechar que las mujeres en general tienen aquí un doble.
También paseo, ocasionalmente, por el campo, pero aquí no, aquí la mujer es ella sola, sin copia.
La copia a la que me refiero es la que le hacen a la mujer los escaparates, automáticamente, inevitablemente.
A los hombres los calcan también los escaparates, pero es raro, muy raro, el varón que repare en este fenómeno duplicativo.
En cambio en la mujer ocurre al contrario: mientras camina por una acera, sola o en compañía, tiende a girar la cabeza para encontrarse en la luna de los escaparates al paso. No continuamente, pero sí en algún momento.  Y es así como, por arte reiterativo la mujer se reencuentra con ese segundo yo, que es ella en la calle, siempre con esmero ataviada. No como el espejo de casa, que recoge su imagen en cualquier momento del día. Y otra gran virtud tiene el cristal del escaparate. refleja la figura en movimiento y de perfil, y su mayor o menor garbo al andar. 


jueves, 7 de junio de 2018

MINISTROS/MINISTRAS

Qué gentiles, qué sonrientes y hasta afectuosos han estado los ministros salientes al entregar sus carteras a los entrantes. Toda una demostración de saber perder, de fair play.
"Consejo de ministras y ministros", le han llamado, por contar con once mujeres y seis hombres. Pienso que es coger el rábano por las hojas. Para mí decir "ministros y ministras" es como referirse a dos funciones diferentes. Los ministros tendrían un cometido y las ministras otro. Pero si de lo que estamos hablando es de funciones iguales para ellos y ellas, entonces .lo que me cuadra es "Consejo de ministros", sean hombres, sean mujeres: tan "ministros" ellas como ellos. 

sábado, 2 de junio de 2018

LA INGRATA CALLE



            Voy esta mañana bordeando la fachada de un gran hospital, mirando al frente y sin prisa, y tratando de esquivar la mirada de los que intentan venderte o comprometerte en algo. La maniobra de soslayo normalmente me da resultado. Otras veces no tengo éxito, aunque me suelo librar del requerimiento con un “no, gracias”, “tengo prisa”, o un simple ademán. En ocasiones paso ante estos “vendedores” sin suscitar el menor interés, pero sí en cambio a otros que caminan a mi lado, Se ve que en esos casos el producto va destinado a gente más joven. Eso me da rabia, sea cual sea el artículo. Hoy, en cambio parece que era el blanco perfecto. Una chica me ha calibrado desde lejos, ha requerido su tablilla y su boli, y me ha transmitido su mensaje, en el que decía más o menos: “Estamos haciendo una promoción gratuita…”. “No, no gracias”, la he interrumpido, sin llegar a enterarme siquiera de lo que publicitaba. Es decir, que me molesta que me aborden, pero cuando me ignoran, me desencanta. Ingrato trabajo el de estos jóvenes que se echan a la calle para ganar un euro a cambio de persuadir a la gente para que compre o se suscriba a algo. Es dura, imprevisible y frustrante la calle, donde puedes echar una mañana sin sacar para un bocadillo. Tenía olvidado que yo pasé por ello.

martes, 29 de mayo de 2018

REGRESO

Mañana, día de votación en el Ateneo de Madrid para renovar la mitad de la Junta de Gobierno. Estoy en la Junta Electoral, que tiene la obligación de componer la mesa. Es temible el escrutinio de estas elecciones, que puede prolongarse hasta después de medianoche. Me aterra la perspectiva, pero conservo la esperanza de que haya suficientes voluntarios –somos cinco junteros. ¡Cuántas horas se ha llevado la composición de mi blog en los últimos meses! Y las que me quedan, y es que veo importante colocar en ese escaparate toda mi obra de la manera más atractiva posible. Claro que antes ya había abandonado los asientos en mi diario, por pérdida de interés seguramente. Ahora siento que me renace de nuevo, y por otro lado lo veo un ejercicio muy constructivo y en ocasiones sustancioso. Vuelvo bastante rendido por la fiebre del heno, me ha dado este año más fuerte que nunca, y vuelvo con algunas alegrías apagadas. Con decir que ya me he sacado por fin el abono transporte para jubilados. Soy un jubilado, un sujeto de la tercera edad, por poco que me guste admitirlo. 

sábado, 12 de mayo de 2018

TE VEN

Peatón, me estoy acercando a un bordillo, dándole vueltas a alguna nimiedad. Enfrente, el semáforo está verde para mí, puedo cruzar, arranco, pero me detengo para girar la cabeza a la izquierda por precaución, y allí veo alguien que me está observando fijamente: un paciente conductor al volante. Está claro que desconfía de mi evidente falta de resolución. Me ha visto como yo no me veo, como no quiero verme, como empiezo a temer que me ven.

miércoles, 2 de mayo de 2018

SORDERA

Veo venir coches a lo lejos y me parece que se acercan empujados por el viento. Ya próximos, me regalan un ruido blando, amortiguado: el sonido tarda en acompañar a la visión.
Desde el parque que bordeo me llegan unos continuos estampidos amordazados: están paleando una pelota contra un frontón unos muchachos.
Ya he consultado al otorrino; a dos, mejor dicho. Uno me dice terminantemente que necesito llevar audífono. El otro me ha aconsejado hacer vahos de eucaliptus.
Mientras tanto, como desde hace varios años ya, pero ahora con más fecuencia, me llegan cartas de -"centros audiológicos" y similares-, advirtiéndome de los perjuicios de la sordera: aislamiento social, contratiempos cotidianos, pérdida de memoria... Últimamente ya con los precios de las audífonos, más consulta y seguimiento. Hasta hace poco rompía esta publicidad con malhumor: me tenían fichado por edad y esperaban puntualmente el deterioro de mi facultad auditiva. Ya parece que el cazador tiene a tiro su presa. 

jueves, 19 de abril de 2018

CRISTINA CIFUENTES

Cristina Cifuentes, Presidenta de la Comunidad de Madrid, ha devuelto a la Universidad Rey Juan Carlos el titulo de máster que le otorgó. No lo quiere, renuncia a tal distinción por orgullo, por dignidad. No puede soportar que se arguyan y jaleen tantas dudas sore la legitimidad de dicha certificación.
Pero Sra. Cifuentes, ¡no por favor! Con el trabajo y sacrificio que le habrá costado conseguirla, tirarla ahora por la borda sería desaprovechar muchas y valiosas horas de sacrificio y aplicación.
Es más, ¿es que puede usted desprenderse de un saber, de un aprendizaje que forma parte ya de su capacidad profesional e intelectual? En definitiva, lo que significa cursar unos estudios universitarios y, al final, demostrar suficiencia en ellos.
No, usted es ya "maestra" de por vida; posea o no el documento acreditativo. La URJC lo recibirá de vuelta, pero usted seguirá poseyendo la gran preparación que allí adquirió de manera cabal y auténtica. ¿O no, Sra. Cifuentes?

viernes, 13 de abril de 2018

MÁSTERES

Los políticos  pueden proceder de muy de muy diversos campos, sin que necesariamente posean un título universitario, lo cual no deja de ser una meritoria peculiaridad. El talento político se tiene o no se tiene, no se adquiere en las aulas. Se ve sin embargo que hay políticos que se ven minusvalorados por por carencia o escasez de certificaciones académicas. Entonces se desviven por poseer un máster, ese socorrido titulo universitario. Hay que adornarse con un máster, o con dos, o con tres. Pero una vez implicado en el torbellino de la política, ¿queda tiempo para cursar un máster a conciencia? Otra cosa es el dinero de la matrícula; ese no hay más que soltarlo.

viernes, 6 de abril de 2018

REVERDECER


¿Qué pasa hoy que me siento
en la orilla de los sueños tiernos?
¿Por qué no me angustia
la sombra de los años?
Hoy se oyen gritos de niños
en el jardín de al lado.
Se oían a diario hace veinte,
treinta años. Pero a los niños
los metieron en las escuelas,
se hicieron adolescentes
y sus gritos se apagaron
en el esplendor de las mañanas
y el oscurecer de las tardes.
Hoy han vuelto. Otros niños,
pero los mismos gritos,
tan arrebatados, tan frescos.
Hoy quieren reverdecer
los sueños secos.

José Siles Artés
9-8-07