jueves, 17 de enero de 2019

MATATIEMPOS

Comprar el periódico en un kiosco ha sido un hábito generalizado durante bastantes generaciones, pero desde hace algún tiempo va declinando. Muchos ciudadanos se nutren de las noticias en los instrumentos telemáticos y, los adictos al papel, somos cada vez menos. De ahí que los montones de prensa en los kioscos vayan siendo penosamente más delgados. Los diarios y los semanarios debieron significar una parte sustancial de las ventas de los kiosqueros. Llego a esta conclusión por el elocuente cierre de tantos kioscos por todos los puntos de la ciudad. Sobreviven todavía bastantes, en los sitios más concurridos, y casi todos más o menos reconvertidos. En los kioscos se pueden adquirir hoy día juguetes, bebidas frías, caramelos, frutos secos, chocolatinas, mecheros, bolígrafos. Llaveros y pilas. También pasatiempos, que siempre los vendieron, pero que ahora tienen una aceptación arrolladora. Ocupan una considerable parte de la exposición del kiosco, y se ofrecen en una variedad de tipos: crucigramas, sopas de letras, autodefinidos, y hasta ideados por nivel de dificultad.  Son, a todas luces, un negocio boyante. ¿Lamentable que mientras la venta de periódicos disminuye, la de pasatiempos crece? Sí, una pena. Pero yo no minusvaloraría los pasatiempos; tengo en gran estima el jugar con las palabras, en deslindar el sentido de las mismas, lo que considero una gimnasia mental y una terapia contra el peso del tiempo vacío, el que más pesa.

miércoles, 2 de enero de 2019

PRENDAS

       En mi barrio hay una tienda ante cuyos escaparates me paro con frecuencia, movido por no sé qué interés. Allí se exhiben prendas de trabajo, como monos, guardapolvos, delantales, cofias, batas, chalecos y otros. Hasta un pantalón a rayas de mayordomo. 
        Contemplando estas prendas, sobre todo la última, las asocio con personajes propios de películas cinematográficas, “películas de época”, pertenecientes a la escala doméstica mayormente, Pero se ve que no es del todo así, que el pasado perdura en el presente bastante más de lo que parece y de lo que queremos creer.
       Por otro lado, no todo atuendo gremial es de orden servicial. Piénsese por ejemplo en las batas médicas, en el atuendo de los cirujanos y en el vestido de las enfermeras. Qué duda cabe que el uniforme en estos casos es una necesaria protección de orden sanitario.
        Vestir prenda distintiva puede, por otra parte, inspirar tanto orgullo como vanidad profesional.  Y puede detectarse a veces un innato amor por lucir uniforme, aunque su necesidad quede muy rebuscada. Antaño pasaba a veces con el “mono”, y también con el guardapolvos, que se calaban desde dependientes de tejidos, funcionarios de Correos y maestros de escuela –aunque en estos más justificadamente por el polvo de la tiza. Los trajes había que cuidarlos con mucho mimo. Como los zapatos, pero estos merecen capítulo aparte.

miércoles, 19 de diciembre de 2018

RODANTES

Es muy antigua la  rueda: bueyes, mulas y caballos la hacían girar para nuestro transporte sobre piso de tierra. Entonces las piernas del hombre  y las patas de las cabalgaduras cubrían también las distancias. Hoy por calzadas y rieles nos trasladamos sobre ruedas. Por las aceras tiramos de maletas con ruedas.  Con carritos  hacemos la compra en el supermercado. Erguidos sobre patinetes, y montados en bicicletas,  nos deslizamos por la ciudad. Vamos cada vez más sobre ruedas para ganar tiempo. La rueda barata y personal y  móvil, como el patinete y la bicicleta nos conquistan. Rodamos pues más que jamás. Animales rodantes -que no rumiantes- hemos devenido ya.

jueves, 22 de noviembre de 2018

EL JUBILADO

El jubilado se sentía ayer mismo ágil y vital mientras caminaba hacia Correos a certificar una carta.

El jubilado camina hoy con lentitud, desgana y cansancio. Hoy el jubilado no va a ninguna parte, no tiene nada que hacer; se ha echado a la calle, cansado de estar en casa.

Durante su vida laboral el jubilado se sintió siempre dinámico y ligero, pero desde que se retiró -hace poco más de una año- empezó a experimentar estos episodios de cansancio físico y moral, aunque su salud sigue siendo buena -el médico y los análisis lo aseguran.

Pero, ¿volvería, retomaría su actividad profesional que ejerció durante más de cuarenta años? Rotundamente, no. Ya no le interesan en absoluto los objetivos ocupacionales y creativos de antaño. El entusiasmo que le impulsaba a alcanzar metas cada vez más altas se hundió, como agua por sumidero. Fútiles le parecen ahora aquellos afanes.

Ahora queda vegetar, palpar el paso del tiempo, una afortunada capacidad, que sería gozosa de no actuar esa nube negra, esa tenaz angustia que provoca el carecer de proyecto, de tarea y  de obligación.

martes, 23 de octubre de 2018

LA CARAVANA HONDUREÑA

Miles de personas de todas las edades han dejado su país natal, Honduras, han continuado por El Salvador y  Guatemala, han penetrado en Méjico, y siguen caminando resueltamente hacia EE UU, donde quieren disfrutar de una vida mejor.
          La historia de la humanidad ofrece muchos ejemplos de emigraciones de pueblos enteros hacia zonas más o menos pobladas, donde encontraron asentamiento, llegando a mezclarse más pronto o más tarde con los aborígenes.
          Ahora mismo se están produciendo esos movimientos poblacionales en distintos puntos de la Tierra. En América, como ya hemos mencionado, y también en Europa, actuando de puntos de destino las regiones y ciudades con alto nivel de vida.
          Primordialmente estas personas lo que reclaman es el derecho a vivir, a subsistir y constituir y mantener una familia. Paralelamente hay también motivos sociales y políticos, pero estos no parecen ser el motor principal, sino la fuerza arrolladora, la necesidad primigenia e imparable de la especie de trasladarse adonde pueda sobrevivir. ¿Hay razón más básica y justa que esta? Los EE UU tienen la palabra.

lunes, 15 de octubre de 2018

LA IGLESIA CALLADA



“En la Iglesia hay muchos más casos de abusos que los juzgados”, ha declarado a El País Gil José Sáez Martínez.
          ¿Quién es este señor? Pues el vicario judicial de Cartagena. Es decir, alguien con conocimiento de los entresijos de la Iglesia.
        Y su declaración tiene valor también porque debe ser de las rarísimas de este género que proceden del clero español.
          Ya es raro que un día sí y otro no, nos enteremos de revelaciones inconfesables de abusos sexuales por parte de sacerdotes católicos en diferentes países, mientras que aquí reina un silencio angelical al respecto. Así que tendrá que llegar alguna vez la rendición de cuentas de la Iglesia española en esa viciosa conducta. Verdad es que tras la larga época de la dictadura franquista, cuando la Iglesia  gozaba de  carta blanca en todos los órdenes de la sociedad, tuvo que ceder privilegios. Pero aún le queda por lo menos un olímpico distanciamiento y una hermética conducta.   

viernes, 12 de octubre de 2018

GABRIEL RUFIÁN

Qué problema debe ser para cualquiera llevar un apellido de significación despectiva. Desde la niñez, desde que se tiene uso de razón, se debe pasar por un período de asimilación y conllevancia no muy grato, la verdad. Por otro lado, apellidarse, por ejemplo,  "Rufián", concede automáticamente una notoriedad a la que no tiene acceso la inmensa mayoría de  los apellidos. Y ocurre que en la sociedad española actual tenemos precisamente un señor llamado Gabriel Rufián, diputado de Esquerra Republicana, que además de por su peculiar apellido, destaca por sus sonadas intervenciones en las comisiones de investigación sobre corrupción. Su estilo es afear la conducta del compareciente, martilleándole con preguntas del estilo: "¿No le da a usted vergüenza...?", erigiéndose él de manera indirecta en implacable pontífice moral -¿dónde se formaría este ciudadano? 
Con sus estocadas consigue el diputado sacar de quicio al convocado y crea un clima de crispación y protesta, ideal para encontrar eco en los titulares de los medios -hasta tal punto, que de no ser experto y avisado, el periodista de turno tiende a caer en la tentación de dar más relieve a los hachazos del diputado Gabriel Rufián, que a las presuntas tropelías del compareciente. Mas anteayer, en el interrogatorio a Álvarez Casco, ex ministro del PP, al calificar de "palmera de Cascos" a Beatriz Escudero, actual diputada del PP y acompañante de aquel en la mesa, ésta espetó a Rufián: "No me guiñes el ojo, imbécil!" Anteayer el tiro le salió por la culata a Rufián. Beatriz Escudero le robó bastante espacio en los titulares.




jueves, 4 de octubre de 2018

THERESA MAY

Theresa May, Primera Ministra del Reino Unido, entra bailando en el auditorio, donde se va a celebrar el Congreso Anual del Partido Conservador. Cimbrea el torso, se contoneo al paso, sonríe discretamente, mira al público, se planta ante el atril, sigue cimbreándose, hace una pausa, la audiencia la está aplaudiendo admirada, hasta que ella, después de una leve propina de hombros, inicia su discurso. Valor, sentido del humor, dominio escénico, pasta humana, pasta política. Y, ¿habrá visto la solemne Isabel II esta esta escena? ¿Y qué le habrá parecido? Y otra pregunta: ¿se le habría ocurrido tan divertido prólogo a un varón, a un Primer Ministro?

jueves, 27 de septiembre de 2018

MANUEL VALLS

Qué caso tan extraordinario es el de Manuel Valls. De muchacho se desarraigó de Barcelona, su ciudad natal, y se asentó con sus padres en Francia, donde se formó y desarrolló su vocación de político, llegando a ser Primer Ministro. Y ahora regresa a Barcelona, donde desea residir y ser candidato a su alcaldía, en las próximas elecciones municipales. Algunos dirán que es el clásico político ansioso de poder y de figurar. Otros, sin embargo, lo considerarán un “animal político” de primera magnitud y un recio luchador, con una gran pasión por la cosa pública. Las dos calificaciones podrían también atribuirsele, ¿por qué no?

martes, 25 de septiembre de 2018

DELGADO/MARLASCA

Una de las noticias más aireadas del día procede de una grabación del pasado, hoy sacada a la luz  pública. Allí se oye a la actual Ministra de Justicia Sra. Delgado, llamar “maricón” al juez Marlasca, el actual Ministro del Interior. La ministra ha dado ya más de una explicación exculpatoria, contradiciéndose, proporcionando así fácil sustancia crítica a sus oponentes políticos y a los medios de comunicación. ¿Debe dimitir por mentirosa? Los primeros lo exigen, los segundos parecen divididos. Mientras tanto los dos protagonistas se han encontrado, y en una foto aparecen dándose el más espontáneo y cariñoso de los saludos, como es propio de dos grandes amigos, en un claro “pelillos a la mar” que, en buena ley, deja sin combustible a los incendiarios.


domingo, 23 de septiembre de 2018

ENCUENTRO


        Ayer, a la puerta del mismo organismo,  me vuelvo a encontrar con mi admirado periodista,  y le hablo, entendiendo que  me reconoce, ya que no es la primera vez que le abordo.
          -Buenos días.
          -Buenos días.
          -Todos los días escucho su intervención por la radio. .
          -Muchas gracias.
          -Quiero decirle que admiro su sagacidad.
          Un brillo de complacencia le aparece en los ojos.
          -Muchas gracias.
          -También me gusta su concisión y su independencia.
          Otro relámpago ocular, y otra vez:
          -Muchas gracias Y me da la mano y reanudamos cada uno su marcha.
         Y yo al rato empiezo a sentirme bastante imbécil.




          


miércoles, 12 de septiembre de 2018

CARMEN MONTÓN

           Qué bien se ha explicado ante las cámaras la ex ministra de Sanidad, Carmen Montón. Primero, sosteniendo la absoluta legitimidad de su máster por la Universidad Rey Juan Carlos. Después, anunciando su dimisión.
       Con qué serenidad miraba a las cámaras, con qué propiedad argumentaba, intercalando significativas pausas y desgranando precisas palabras. Ella era inocente, no había cometido ninguna irregularidad, su máster era absolutamente fiable, y a los periodistas dejaba ver su trabajo de fin de curso. En ningún momento perdió la compostura, siempre usó la palabra justa, con el gesto comedido, la pausa oportuna, la mirada sufrida, cuando ya era sabido que su trabajo de fin de curso estaba en parte fusilado. Qué gran actriz se ha perdido la escena española. En ella puede que fuera apoteósico su triunfo y, lástima quizá, que se volcara a la política, aunque sería injusto no reconocerle señalados méritos, como la recuperación de la sanidad universal.